El lado más oscuro de Darth Vader

El lado más oscuro de Darth Vader puede que no sea tan oscuro como el de otro malvado personaje. Es curioso cómo todos nos sentimos atraídos por determinados personajes malvados de ficción. Si yo tuviera que establecer un ránking con los tres mejores villanos de ficción, éstos, sin duda, serían:

• Darth Vader

• Hannibal Lecter

• El Joker

La razón de nuestra atracción por ellos se puede resumir en: carisma y poder.

Carisma porque su forma de comportarse, hablar y expresarse es magnética para la gente que les rodea. Destacándose de ellos. Son imitados y copiados. Y despiertan admiración por las cualidades que despliegan.

Poder porque tienen habilidades excepcionales que les hacen superiores al común de los mortales. Sea la capacidad de mover objetos con la mente y forzar nuestra voluntad; una inteligencia y capacidad de observación fuera de lo común; o una temeridad y valentía rayando la locura.

Sin embargo, el hecho de que sean personajes capaces de cometer crímenes y masacres atroces debería provocar nuestro rechazo.

Curiosamente ése es el aderezo que los hace más interesantes.

Lo prohibido y peligroso resultan tentadores para el ser humano. Y ellos resultan ambas cosas en alto grado.

A pesar de ello y porque nos gustan, les disculpamos con razones como:

• En lo profundo de su ser debe haber todavía algún rasgo de humanidad.

• Un gran trauma o pesar les debe haber convertido en lo que son.

• Se podrían redimir si se diera la circunstancia apropiada.

En mi opinión los tres personajes tienen su momento de gloria y redención que les hace resultar admirables a su manera:

• Darth Vader en su mítico enfrentamiento con el Emperador.

• Hannibal despidiéndose por teléfono de Clarice Sterling: “No pienso ir a visitarla Clarice, el mundo es más interesante con usted dentro”. O cuando Hannibal le entrega unos documentos a Clarice a través de los barrotes de la celda y tienen un leve roce de dedos.

• Y El Joker en el final del cómic La Broma Asesina” (una de las obras más famosas y celebradas de Batman) haciendo reír a mandíbula batiente a Batman. Simbolizando de esta forma que se ha ganado su respeto y que ambos son distintas caras de una misma moneda.

Igualmente que estos personajes son admirados y temidos, también existen otros malvados de ficción a los que la gente no sólo no admira, sino que detesta, odia, aborrece, desprecia, abomina,… y no sé si me quedo corto 🙂

Tal sería el caso de Joffrey Baratheon ¿verdad?

¿Se te ocurre alguno más de este grupo de malvados?

¡Hasta la próxima tira de dibujos!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *