El origen de Batman

Tira cómica donde se explica una versión alternativa del origen de Batman.Es curioso cómo el origen de un personaje de la cultura popular como Batman, a pesar de los años que hayan pasado desde su creación (1939), se mantienen en esencia inalterables.

Necesariamente habrá detalles que cambien y actualicen para hacerlo más cercano al público del momento. Tal es el caso de la ambientación, el diálogo, el ritmo a la hora de contar el relato, el aspecto visual,…

Sin embargo, la génesis del personaje es básicamente idéntica y jamás será necesario tocar una coma.

Cuando una historia trasciende de forma exitosa el tiempo en el que fue escrita, es porque toca la fibra más profunda del ser humano.

En Batman esa fibra sensible se llama Venganza. Su motivación principal y el sentido de su existencia.

La venganza, ese sentimiento tan universal

Un sentimiento poderoso que, sin duda, ha sido el germen de grandes historias de la literatura universal que se han garantizado la eternidad: Hamlet, El Conde de Montecristo, Moby Dick,…

Cualquier persona, de cualquier época, nacionalidad, cultura o clase social ha experimentado esta sensación en mayor o menor medida y se puede sentir identificado.

Existen otros personajes que tienen una génesis similar a la del Hombre Murciélago y sin embargo, no tienen actualmente el calado de éste.

El Llanero Solitario (1933) y El Zorro (1919) son dos personajes nacidos de un sentimiento de venganza que se dedican a luchar contra la injusticia y a ayudar a los oprimidos.

Se da incluso la curiosidad de que El Zorro sirvió de inspiración para la creación de Batman, y comparten muchas semejanzas:

– Doble identidad. Miembros de clase social alta y apariencia despreocupada y pusilánime / Enmascarados Justicieros.

– Gran destreza en el combate, ágiles y acróbatas.

– Perseguidos por las autoridades.

Ni El Llanero Solitario ni El Zorro han llegado con buena salud a nuestros días. Y su fama está lejos de igualar la de El Caballero Oscuro. Posiblemente el trasfondo de éstos: el género western, de escaso interés actual, salvo honrosas excepciones, influya.

El género negro y pseudodetectivesco de Batman enmarcado en una ciudad gótica, decadente y corrupta habitada por villanos desquiciados y peligrosos, es sin duda un gancho para el público de nuestros días.

¿Qué opinas de estas divagaciones sobre estos personajes, amigo lector? Puedes aportar tus comentarios más abajo, y serán bien recibidos.

En éste o en cualquiera de los numerosos posts que conforman este blog.

¡Gracias y hasta la próxima tira cómica!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *