Humor gráfico en Juego de Tronos: A la guerra

En esta tira de humor gráfico Robb Stark decide ir a la guerra aunque se le plantean ciertas dudas.

Juego de Tronos es una de las sagas de libros y series de televisión épicas de referencia por lo que me motivaba especialmente el humor gráfico relacionado con ella.

Es evidente que ante algo tan popular, se generen varios tipos de actitudes.

Los fans incondicionales que no acepten que se pueda ridiculizar a personajes venerados en su imaginación.

Y los que a pesar de admirar la obra de George R. R. Martin, admitan que cuando unos personajes y su historia se universalizan, es lógico que el destino de ellos se le escape de las manos al propio autor.

El mundillo del fandom, que al fin y al cabo es responsable directo de la fama de una obra, se dedica a opinar, criticar, parodiar, representar o reescribir textos al gusto del fan insatisfecho con la deriva de un personaje en particular.

Ejemplos de esto lo tenemos en Star Wars, Harry Potter, El Señor de los Anillos… y el que ahora nos ocupa, Juego de Tronos.

Que una obra y sus personajes trascienda tanto al autor es una de las mejores noticias para él mismo. Siempre y cuando no seas el autor de Misery, claro :))

Creo que para el ego de cualquier autor saber que sus personajes han alcanzado tal fama es un orgullo y un reconocimiento a su talento.

Además, a pesar de todas las adaptaciones apócrifas de una obra, la última palabra siempre la tendrá el autor original.

En la novela de Margaret Mitchell “Lo que el viento se llevó” (1936) el final queda abierto a la imaginación y más tarde se escribió una continuación “Scarlett” (1991) de Alexandra Ripley en la que se intentó concretar qué sucedió con los personajes.

Para mí y creo que para mucha gente, la segunda novela es un ejercicio de imaginación marketiniano, y pienso, no tiene la misma credibilidad que si la hubiera escrito el autor original.

Bueno, tras estas pequeñas gotas reflexivas que se me han ocurrido para el nuevo post, sólo puedo decir que el humor gráfico de esta tira está más enfocado al lector de los libros, ya que el espectador de una serie de televisión está más acostumbrado a que haya saltos en la historia entre personajes.

Si tu caso es el de un espectador de la serie pero no lector del libro ¿te parece entendible el guiño humorístico del dibujo?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *