Mujeres viajeras

Mujeres viajeras
A las mujeres les apasiona viajar. Ésa es la conclusión a la que llegamos si tenemos oportunidad de meternos en una aplicación móvil para conocer gente del sexo femenino.

• “Soy aventurera. Me gusta viajar. No aburrirme”.

• “Me encanta viajar. Escapadas de fin de semana”.

• “Interesada en conocer sitios diferentes… nuevos sitios”.

• “Los fines de semana me encanta escaparme a pueblecitos escondidos y disfrutar de su gastronomía”.

• “No me gustan ni la monotonía ni las cosas programadas. Suelo viajar sola pero prefiero hacer algo sola que quedarme en casa”.

No es difícil encontrar este tipo de afirmaciones en los perfiles de muchas mujeres.

Y la mayoría de ellas a la hora de elegir una palabra que las defina escogen Aventurera o Viajera.

Mujeres viajeras pioneras.

Lo cierto es, que sea por convencionalismos de la época, por circunstancias sociales o, simplemente, porque eran otros tiempos, las mujeres no han sabido ni podido hacer valer este ansia viajera de modo generalizado hasta hace relativo poco tiempo.

A pesar de esta circunstancia siempre ha habido féminas para las que los límites geográficos no tenían más valor que las líneas que delimitan un mapa.

Y es gracias a ellas, que enfrentaron las modas y prejuicios de su tiempo (incluso proviniendo de las propias mujeres) que algo anecdótico es hoy indiscutible.

Algunas de estas pioneras fueron:

1. Catalina de Erauso (la Monja Alférez, 1592): Española, de familia pobre, su destino era vivir recluida entre los muros de un convento debido a su poco atractivo físico. Sin embargo, decidió escapar de tal fortuna haciéndose pasar por un hombre y participando activamente en la Conquista de América. Una vida apasionante que merece ser escuchada en la voz del inimitable Juan Antonio Cebrián.

2. Mujeres de la época victoriana (1837-1901): Con la subida al trono de la reina Victoria, Inglaterra pasó de ser fundamentalmente agraria y rural a estar profundamente industrializada. Fue en esta época cuando se popularizó la educación y se experimentó una serie de cambios legales en los derechos de la mujer. No es extraño que sea en este período cuando surgen mujeres viajeras de prestigio como Mary Kingsley, Isabella Bird o Marianne North.

3. Mujeres viajeras que el cine ha popularizado: La protagonista de Memorias de África, Karen Blixen, es una de las primeras en el ideario popular. Así como la Dian Fossey de Gorilas en la Niebla o la Amelia Earhart de Amelia. Todas ellas personas reales cuyas vidas sirvieron de inspiración para muchas otras, mujeres o no.

Razones positivas de porqué a la mujer actual le gusta viajar tanto.

En mi opinión, y conociendo a rasgos generales cómo somos los hombres y las mujeres, las razones de por qué a la mujer actual le gusta viajar tanto podrían ser:

• La mujer de hoy día estudia, trabaja y ocupa puestos de responsabilidad (como ya hablé en una tira de dibujos anterior). Esto le permite una independencia económica que le posibilita gastar su propio dinero como a ella le parece.

• Las mujeres suelen ser más sociales, les gusta compartir y relacionarse con su entorno. Posiblemente de ahí el interés por conocer otras culturas y formas de vivir.

• Las mujeres habitualmente se sienten más atraídas por la lectura de libros y realizar actividades culturales (cines, teatros, museos,…). Probablemente de ahí la inquietud por saber de otros países y su historia.

• Y por último una afirmación de una mujer anónima:

“Viajar te abre la mente, te permite ver las cosas desde otro punto de vista, uno que tal vez jamás habrías visto si te hubieras quedado encerrado en tu barrio y en tu entorno de siempre. En este mundo existen tantísimas personas interesantes de las que podemos aprender, incluso personas que ya no están pero dejaron sus huellas en este mundo, y que aún podemos visitar. Viajar ya es importante no solo para curarnos de racismo, sino para aprender historia, y para evolucionar como personas”

Razones negativas de porqué a hombres y mujeres les gusta viajar.

Si bien todo lo dicho anteriormente es seguramente cierto y tiene su influencia, tampoco podemos ser ingenuos y no pensar que no existen una variedad de grises en toda conducta humana. Nada es blanco o negro completamente.

En este caso tanto hombres como mujeres pecamos de estos comportamientos:

• Narcisismo. Nos hacemos fotos en parajes exóticos para subirlas a las redes sociales y que nuestros “amigos virtuales” envidien nuestra situación. Como bien dice ese principio de la sociedad moderna: Si no lo cuentas, no existe.

• Postureo. Nos gusta mostrar a la gente lo felices que somos, el lado bueno de nuestras vidas. Lo mucho que nos gusta viajar, cuidarnos, hacer ejercicio. Las personas reservadas, tímidas, tranquilas o que viven una vida rutinaria no son populares.

Ambición. Sobresalir del resto de las personas. Llegar más lejos que los demás. Ser el mejor. Tener más y mejores experiencias que tus semejantes.

En definitiva, sentirnos especiales con respecto al resto de las personas.

¿Mujeres y hombres millenial?.

Se dice que la nueva generación millenial (hombres y mujeres nacidos entre 1982 y 2004) gusta más de viajar, vivir experiencias que en poseer.

Si para las generaciones anteriores una hipoteca y unos hijos formaba parte del proceso natural de hacer las cosas, para la generación millenial “vivir la vida” es una de sus máximas.

De esta manera, los millenial prefieren gastar el dinero en viajes y experiencias enriquecedoras más que en asegurar un futuro que, tal vez, vean de por sí precario.

Lo cierto es que no es comparable la actitud de los millenial con las generaciones anteriores porque es distinto:

• El contexto histórico.

• Las preocupaciones.

• La facilidad para viajar a precios asequibles.

• Y el escalón generacional del que parten unos y otros.

Sin mucho más que decir, me despido ya, no sin antes desear que las féminas, fieles lectoras de este blog, den su opinión sobre este particular ya que ellas son las protagonistas de la entrada y seguro que tienen mucho que aportar.

¡Gracias por tu atención y hasta la próxima Tira de Dibujos!

6 Comentarios

  1. Rosa

    Muy políticamente correcta tu aproximación. Las mujeres de hoy en día son un coñazo (básicamente) y satisfacerlas (salvo que seas un "empotrador", a ése se le perdona "casi" todo) es virtualmente imposible. Si eres un hombre emo, intelectual, sensible, es mejor que te pongas las pilas y te dispongas a hacer de acompañante sideral porque si no, te van a dejar más tirado que a una colilla. Las mujeres han pasado de estar en su casa aguardando a su príncipe azul/ cuidar de su casa esperando al proveedor familiar a estar metidas en cuantos más fregados mejor/ cuanto menos pises tu casa (si estás soltera) mejor…

    Ser una mujer "molona" requiere ser una Willy Fog impenitente, cuya brújula no se detenga y que acumule experiencias a golpe de la batuta de Ryan Air o de cualquier compañía aérea "cuanto más barata mejor". Si te haces fotos con los Kikuyu de rigor, compartes experiencias extremas y coleccionas cuantos más "one night stands" posibles con desconocidos tan molones como tú, serás la "Reina del Party" más in del lugar.

    Algunas lo compartirán vías redes sociales y otras lo guardarán para compartirlo con su pandi, pero ten seguro que lo compartirán porque el postureo es importante para ser in y molar.

    Hoy en día quedarte en casa y cuidar de tu familia (o de quien a tu alrededor lo necesite), no se lleva, amigo mío.

    Así que átate los machos y aguarda hasta que localices la perla perdida escondida, porque créeme de ésas no hay muchas. Están muy bien escondidas y no posturean.

    Y cómo, I dont care, voy a firmar con mi nombre. Y sí, soy una mujer. Y no, no soy machista. Y sí, las mujeres de hoy en día me gustan cada vez menos.

    1. Miguel Carmona (Publicaciones Autor)

      ¡Pedazo de comentario, Rosa! Desde luego has disparado en toda la línea de flotación de ciertos comportamientos femeninos actuales. Y este comentario, siendo una mujer, cobra mayor entidad.

      Mi intención no era ser políticamente correcto en el artículo, sino ser justo y neutral a la hora de valorar las actitudes femeninas actuales. Entiendo que algunos hombres también tienen una actitud parecida ante la vida. Además, siendo yo un hombre, si mis comentarios fueran algo radicales me hubieran granjeado una imagen misógina, machista, cromañonesca,…

      He preferido ser sutil y, en la medida de lo posible, objetivo y que cada persona reflexione sobre la verdad que puedan encerrar mis palabras.

      Entiendo por tu forma de expresarte que has conocido mujeres como las que describes y que resultan algo superficiales. Una vida muy enfocada hacia el exterior (lo terrenal) y poco hacia el interior (el espíritu).

      Como bien dice el refrán "Tras la tempestad siempre llega la calma". Tras siglos de oscurantismo femenino es ahora cuando la mujer goza de más privilegios y libertades que en ningún otro momento de la Historia. Es hora de que tras la escasez llegue el exceso como en tantas otras ocasiones ha ocurrido.

      Por cierto cuando hablas de "cuidar de quien a tu alrededor lo necesite" no sé si habías pensado en las mujeres que se van como cooperantes a África o la India. Ahí hay altruismo pero seguro que también hay algo más de lo que hemos hablado 🙂

      ¡Muchas gracias por tu sinceridad, Rosa! Tu comentario no deja indiferente.

  2. Mariola

    A mí la verdad es que las generalizaciones nunca me han gustado. Tampoco cuando se refieren a describir a los hombres, como colectivo, ni a las mujeres.
    (Aunque sí me siento más reflejada en el colectivo "humanidad " y por eso hablo aquí en plural)

    Vivimos en un mundo cada vez más global y los roles de género se van desdibujando .
    Damos quizá demasiada importancia a las autodescripciones. Porque el que habla de sí mismo en el mejor de los casos a veces ni siquiera se conoce tanto como cree. Y en el peor igual tiene algún tipo de interés a la hora de describirse de cierta forma.
    Tampoco creo que sea bueno creerse a pies juntillas la descripción que a veces hacemos unos de otros. Porque evidentemente, la mayoría de las veces tampoco son desinteresadas u objetivas.

    Creo que lo importante es ir conociendo poco a poco a cada individuo.
    Juzgar menos por aquello que digan y fijarse más en lo que hagan y sus motivaciones .
    Pero sin dejar de tratar de ponerte en el lugar de la otra persona. Nos falta empatía demasiadas veces …

    Lo importante, quizá no es tanto si nos gusta viajar (que yo creo que es algo inherente al ser humano, aunque siempre hay a quien le gusta más y a quien menos ) , sino , cómo demuestra ser cada una/o en su día a día y cómo se comporta con los otros.
    La tecnología nos acerca rápidamente a unos y a otros y eso tiene su lado bueno que como todo , creo que merece la pena ser aprovechado.
    Pero nada como pasar tiempo con amigos , y con gente nueva a la que se va conociendo poco a poco, para saber mejor quienes son… y quienes somos.

    Pd : me ha encantado la cara de "vaya plasta" que les has puesto a las chicas hindúes mirando a la turista rubia
    👌😂😂

    1. Miguel Carmona (Publicaciones Autor)

      ¡Qué bueno que viniste, Mariola!

      Cierto que las generalizaciones son muy puñeteras. Cada persona es un mundo y algunas incluso dos. Sin embargo, he observado que ciertas actitudes parecen repetirse con asiduidad y por eso he sentido la necesidad de comentarlo.

      Los roles de género se desdibujan en cierta manera pero creo que hay cosas inherentes al género femenino o al masculino. Tal es el caso de por qué las mujeres no se interesan tanto por las ingenierías como por las carreras biosanitarias. Aunque no es el tema que nos ocupa…

      Creo que tienes razón cuando hablas de que la gente pone en su perfil lo que le interesa. Y tal vez no sea tan fiel a la realidad.
      Se intenta proyectar una imagen de persona divertida y atrevida con la que te lo vas a pasar muy bien, conocer sitios y tener experiencias. Ahí está el gancho, sin duda. Y puede que sea exagerado aunque, tal vez, para "objetivos a corto plazo" la cosa funcione.

      Sin duda, las palabras se las lleva el viento y lo importante es el comportamiento de cada persona. Ésa es la única verdad.

      ¡Muchas gracias, Mariola, por escribir tus impresiones, siempre de gran valor para este blog!

  3. Mariola

    Siento volver a discrepar contigo.

    El porqué hay mas hombres que mujeres estudiando ingenierías y por qué a muchas mujeres les atraen los temas biosanitarios creo que quizá tiene mucho que ver con la educación que recibimos y las expectativas que se proyectan a largo plazo en la sociedad que vivimos todavía. Aún hay mucho que andar en temas de educación y los medios de comunicación también influyen de una forma importante, pero estoy convencida de que llegaremos a ver un futuro no muy lejano en el que habrá una cantidad totalmente equiparable de mujeres que de hombres estudiando carreras que tendrán que ver con ingenierías, informática , robótica… es nuestro presente y cada vez más nuestro futuro, así que tiempo al tiempo !

    Y con la salud quizá ocurra lo mismo, como es un tema siempre importante para el ser humano , siempre será una carrera imprescindible , al aumentar nuestra esperanza de vida con ello vendrán nuevos retos y seguramente las carreras que tengan que ver con la salud cada vez nos interesen más a todos tanto a hombres como a mujeres .
    Me reitero… mejor empecemos a dejar de encasillar a la gente en el colectivo mujer o en el colectivo hombre…

    Conozcamos a cada uno en su contexto y abramos la mente a lo nuevo que va a ir llegando.

    Gracias a ti Miguel! Por estar siempre abierto a comentarios y valoraciones. Y adelante con La Tira de Dibujos , que nos encanta !

    1. Miguel Carmona (Publicaciones Autor)

      ¡Nada que objetar, Mariola!

      Sin duda es un tema que podría llegar a ser objeto de análisis en este blog. ¿Cómo influyen la educación y los medios de comunicación en los comportamientos masculinos o femeninos? ¿Predisposición genética o adecuación social?
      Interesante aunque ni así lograríamos estar de acuerdo seguramente. La polémica está servida.

      En los tiempos que se avecinan y en los que las mujeres cada vez están tomando más protagonismo y visibilidad se observarán cambios sociales futuros…¿y tal vez la respuesta a las preguntas anteriores?

      ¡Gracias, Mariola, por ser un puntal de este blog!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *