Redes sociales peligrosas

Las redes sociales pueden ser muy peligrosas cuando de impactar se trata.
Estamos en pleno verano y con multitud de personas ociosas dispuestas a desenfundar el móvil para captar la mínima situación atrayente para transmitirla por las redes sociales.

Si se trata de una red social como Facebook, no será difícil que alguno de nuestros contactos envíe una imagen de la cañita refrescante que se está bebiendo en la terracita de su barrio o de su lugar de vacaciones, por poner un ejemplo básico.

Esta imagen no es especialmente impactante pero tampoco necesitamos mucho más para que algún familiar o amigo nos ponga un “Me gusta”.

Lo de escribir un comentario ya es harina de otro costal, aunque siempre tendremos el socorrido “¡Qué crack!”

Sin embargo, si lo que realmente queremos es impactar en redes sociales como Youtube o Twitter y que a ser posible, el vídeo se haga viral y ya de paso que las televisiones se hagan eco en sus informativos, entonces habrá que devanarse las neuronas un muchito bastante más.

O siempre podemos recurrir al paparazzi o reportero que todos llevamos dentro y dejarlo salir en el momento apropiado o más inapropiado.

Por poner un ejemplo cinéfilo (que en esta web hemos demostrado que nos gusta mucho el cine) puede ser que por mano del destino, nos encontremos como actores secundarios en una situación en la que se nos demande actuar como protagonistas.

Y nosotros no sólo no actuamos como protagonistas.

Es que tampoco lo hacemos ni como público.

Ahora actuamos como paparazzis.

Intentamos captar ese momento espontáneo y sorprendente, olvidándonos de que a lo mejor nuestro papel en esta película no es pasivo sino activo.

A pesar de estas palabras puedo entender que no todos podemos ser héroes y que lo habitual es ser público.

Pero en determinadas situaciones, en mi opinión, no actuar y sacar el móvil para captar la imagen escabrosa es como permanecer impasible, insensible y hacer espectáculo del gusto por el morbo del ser humano.

Y tú, amigo usuario, ¿qué piensas de esta reflexión sobre las redes sociales peligrosas?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *