El sentimiento nacional de los españoles

Sentimiento nacional españoles

Quien conoce la idiosincrasia de los españoles sabe que desde la muerte del dictador Francisco Franco (Gobierno 1939-1975), el hacer ostentación de la simbología nacional es, como mínimo, polémica.

Existen varias razones que dificultan la exposición de la bandera española:

 Ideológica: Su exhibición se ha visto vinculada con el afecto hacia el franquismo. Este período de gobierno, una dictadura autoritaria, se ha convertido en uno de los más controvertidos en la historia reciente de España. Denostado por unos y alabado por otros, la polémica está servida.

 Cultural: No restar protagonismo a las singularidades culturales de cada región, representadas por las 17 Comunidades Autónomas que forman España. La preservación de la lengua (catalán, euskera, gallego, bable,…) es una de las razones más argumentadas para defender la individualidad y particularidad de algunas de ellas.

 Económica: Las Comunidades Autónomas son estructuras administrativas que dan trabajo a muchas personas. Cada una de las 17 Comunidades tiene la suya y defienden sus propios intereses. Es lógico pensar que si el Gobierno Central ostentara más poder se reduciría el de las Comunidades y, por tanto, los empleados de sus plantillas.

 Coyuntural: Lo español se ha apropiado de cierto talante peyorativo al relacionársele con temas polémicos (toros, grupos de extrema derecha, fascismo,…); películas asociadas al franquismo (Raza, Agustina de Aragón,…); individuos de personalidad simplona, analfabetas y ociosas o con adjetivos como caduco o rancio.

Momentos de exaltación patriótica española

Sin embargo, en los últimos 10 años, ha habido momentos en los que la sociedad española se ha enorgullecido de Ser Español y ha reivindicado a su nación, más allá de complejos y correcciones políticas.

El Deporte es, fundamentalmente, la razón de estas situaciones puntuales:

Fútbol: Los recientes éxitos futbolísticos de la Selección Española de Fútbol:

· Eurocopa Suiza / Austria (2008): Campeona

· Mundial Sudáfrica (2010): Campeona

· Eurocopa Polonia / Ucrania (2012): Campeona

• Baloncesto: Los recientes éxitos baloncestísticos de la Selección Española de Baloncesto:

· Juegos Olímpicos Pekín (2008): Medalla de Plata

· Eurobasket de Lituania (2011): Medalla de Oro

· Juegos Olímpicos Londres (2012): Medalla de Plata

· Eurobasket de varios países (2015): Medalla de Oro

Esto en cuanto a dos de los deportes colectivos de mayor calado en España. Pero también serían destacables los triunfos de otros deportistas como:

 • Tenis: Rafa Nadal y Garbiñe Muguruza

 • Natación: Mireia Belmonte

 • Ciclismo: Alberto Contador

 • Moto GP: Dani Pedrosa, Jorge Lorenzo y Marc Márquez

A estos logros se sumaron los de otros deportes, como bien refleja el siguiente anuncio de Nike.

¡¡Yo soy español, español, español!!

Este orgullo deportivo por nuestra nación dio lugar a dos hechos extraordinarios:

 Cántico: La creación de un escueto pero contundente cántico en el que se reivindicaba la nacionalidad española.

 Frase: La creación de una frase que simbolizaba los éxitos del deporte español: “Soy español, ¿a qué quieres que te gane?”.

Todo ello acompañado de la exhibición de camisetas, banderas, bufandas,… en las que se mostraba el orgullo de una afición por un país.

¿Hay sentimiento nacional español más allá del deporte?

Fascista, Facha son algunos de los términos con los que se suele relacionar a los que exhiben simbología española.

A pesar de que Franco murió hace 40 años, cierto sector de la sociedad (puede que interesadamente) sigue identificando la bandera de todos los españoles con su dictadura.

En la medida en la que se desvincule de esa carga política peyorativa será más fácil mostrar símbolos españoles sin necesidad de recurrir a eventos deportivos.

Al fin y al cabo si te gusta cualquier película, serie de TV, personaje, marca de un producto estás deseando mostrarlo en una camiseta, llavero, pin,… ¿y por qué no vas a hacer lo mismo con la bandera de tu país sin que seas prejuzgado?

En cualquier caso, el deporte español ha ayudado más a esta normalización que el gobierno de cualquier partido político que hayamos tenido hasta ahora.

Y curiosamente también, gracias a Cataluña, una comunidad autónoma española con conocidas aspiraciones independentistas.

Con motivo del frustrado intento de referéndum ilegal por la independencia de Cataluña del 01/10/2107, la venta de banderas de España en las distintas ciudades españolas se multiplicó. 

La visibilidad de éstas en los balcones y fachadas de las casas se hizo notoria como forma de rechazo hacia el intento de ruptura de la unidad nacional por parte de un sector de la sociedad catalana. Aparte de convocatorias espontáneas de ciudadanos en los distintos ayuntamientos de las ciudades, el 30/09/2017, para protestar por esta deriva radical independentista.

Estas muestras de apoyo hacia los catalanes que desean seguir formando parte de España tuvieron su punto álgido en la manifestación de Barcelona del 08/10/2017 cuando miles de personas de toda Cataluña y de otras regiones de España se concentraron para pedir mantener la unidad nacional.

Sin rubor ni complejos muchísimas personas ondeaban enseñas españolas junto con las catalanas al grito de ¡Viva España! en una ciudad, Barcelona, que hacía años que no veía tal despliegue patriótico español. ¿El comienzo de un nuevo sentimiento español sin el lastre peyorativo del pasado?

El tiempo lo dirá.

Me despido ya, no sin antes agradecer que hayas leído estas líneas y que para cualquier cuestión que tengas a bien preguntar lo hagas en los Comentarios.

¡Hasta la próxima Tira de Dibujos!

6 Comentarios

  1. Oscar Bautista

    Buenas, Miguel.

    Muy acertada La Tira de Dibujos y de enorme actualidad.
    ¿Por qué esperar a que sucedan hechos como el del pretendido independentismo de Cataluña para que uno pueda ondear orgulloso la bandera de su país sin miedo a hacerlo?

    En algo nos superan los americanos, la exhibición del orgullo de su bandera.

    Enhorabuena por La Tira.

    Oscar Bautista

    1. Miguel Carmona (Publicaciones Autor)

      ¡Así es, Óscar!

      Los medios de comunicación, el mundo de la cultura, los políticos,… han influido en que varias generaciones de españoles sintamos cierto complejo de culpabilidad a la hora de mostrar simbología nacional por miedo a ser tachados de radicales, extremistas, obsoletos y viejunos.

      Sorprendentemente han tenido que ser los catalanes con su pulso independentista frente al resto de los españoles los que hagan renacer un orgullo nacional que casi todos pensábamos que ya apenas existía, salvo para cuestiones deportivas y ¡gracias!

      Tal vez los medios de comunicación se suban ahora al carro de algo que hasta hace poco era considerado políticamente incorrecto para hacerlo políticamente correcto.

      Sin duda los americanos tendrán muchos defectos pero desde luego exhibir su bandera no es uno de ellos. Nunca lo ha sido.

      Tal vez para nosotros la cuestión catalana también haya supuesto un punto de inflexión en cuanto a nuestro sentimiento patriótico. El tiempo lo dirá.

      Muchas gracias, Óscar, por tus palabras y que hayas decidido por fin romper la 4ª pared 😉

  2. Gelbros J3

    Respetables y necesarias reflexiones. En Asturias no existe una patrimonialización de su bandera, y reconozco que me despiertan algo de envidia: Si todos se ven reflejados en ella, es un factor de unidad, fraternidad y cohesión indudable (y muy sano).

    En Galicia no me parece que sea así… Es como si, en la práctica, la ostentase la Xunta por un lado y los nacionalistas o independentistas por otro (añadiéndole estos últimos una estrella roja).

    Las circunstancias sociales y políticas a lo largo de la historia van forjando estas relaciones y asociaciones de arrogancia, desconfianza y prejuicios. Tal vez sea inevitable, y seguramente tenga que pasar mucho tiempo para que vayan cambiando.

    Creo que los tradicionales conceptos de "honor" y "patriotismo" han sido sustituidos en buena medida por el individualismo y el cinismo.
    En mi opinión, no debería exhibirse una bandera para resaltar las diferencias con el de al lado, retorciéndola para hacerla encajar en el molde de una frontera, o convertirla en un vehículo de agresividad. Tampoco ondearla gratuitamente para autodefinirse como "verdadero patriota" en contraposición a otros.

    Las banderas no dejan de ser proyecciones de nuestra ideología y psicología; nos envolvemos en ellas, pero realmente quienes las dotamos de significado en un contexto histórico somos nosotros.

    Cuando hay dificultades para que representen a todos los ciudadanos, es que hay algo que falla o falló. En esos momentos, ondearlas quizás no tenga mucho sentido. Deberíamos ir más allá para replantearnos las cosas y encontrarnos a nosotros mismos.

    1. Miguel Carmona (Publicaciones Autor)

      ¡Hola Gelbros!

      Interesantes reflexiones las que planteas.

      Como en todo, cada persona utilizará la simbología nacional con la que se siente identificado para expresar algo distinto:
      – Por el mero orgullo de sentirse reconocido en los valores que definen a esa enseña.
      – Como desafío a la simbología imperante.
      – Por significarse uno en una forma de pensar y sentirse cohesionado a otros que piensan igual pero diferenciarse de otros.
      – Porque es tendencia.
      – Por ninguna razón que no sea un motivo estético,…

      Las opciones son tantas como variedad de personas. El problema está en criminalizar o mirar despectivamente a los que hagan ostentación de esa significación.

      Yo no puedo catalogar a una persona que lleva una camiseta de un juego de rol como friki, a otra que lea una revista de prensa rosa como marujo, o en el caso que nos ocupa, al que lleva un llavero con la bandera de España de facha.

      Ahí está el problema. Si alguien hace ostentación de algo que no se ajusta a nuestra forma de pensar lo catalogamos negativamente. Y si esto ocurre en un sitio especialmente sensibilizado a estas cuestiones (Cataluña, por ejemplo) pues ya tenemos el lío.

      En una democracia real todo el mundo debería ser capaz de mostrar todo aquello con lo que se sienta identificado sin ningún tipo de problema. Siempre que se haga desde el respeto y la tolerancia a otras creencias. Si esto no ocurre es cuando algo no funciona.

      Muchas gracias, Gelbros, por exponer cuestiones tan interesantes que nos permitan conocer mejor otras formas de pensar.

  3. Mariola

    Miguel , una vez más muy acertada tu tira !
    De acuerdo contigo al cien por cien en tu reflexión
    Y es que ,qué triste no poder enseñar la bandera de tu país (aunque sea a modo de adorno ) sin que te juzguen por ello. Acaso no es eso en cierto modo una dictadura ?
    La "dictadura del bienquedismo " nos vuelve débiles.
    Yo creo que si todos fuéramos más coherentes con lo que sentimos y juzgáramos menos a los demás por sus ideologías o simplemente por sus gustos , nos iría mejor.
    Valoro mucho el trabajo que estás haciendo con la Tira y creo que estás dejando incluso testimonio de una época (ahí es ná 😜)
    Sigue con ello !
    Pd te has currao el traje del Capitán España 👌😂😂

    1. Miguel Carmona (Publicaciones Autor)

      ¡Qué decir, Mariola! Me he quedado sin palabras.

      No puedo por menos que agradecerte tu comentario y sentirme tremendamente halagado por valorar un trabajo que solamente el que lo realiza sabe el tiempo y dedicación que requiere. Desde luego, feedbacks como el tuyo hacen que esta tarea sea mucho más gratificante y motivadora. Aparte de permitirme saber que hay un receptor que recibe el mensaje de esta web, lo que muchas veces es difícil ante la enorme competencia que existe en la Red.

      Y ya puestos a regalarnos los oídos 🙂 agradecerte a ti, Mariola, que dediques parte de tu tiempo en hacer esta web más interesante gracias a tus atinadas observaciones y puntos de vista.

      En cuanto al tema que nos ocupa, decirte que si bien sacar una bandera o un emblema español se hace con cierto reparo, desde que tuvo lugar el pulso nacionalista de los catalanes cada vez veo más banderas en las terrazas de los vecinos madrileños y todavía hoy a 6/11/17 muchas permanecen en ellas. ¿Será que nos han picado, por fin, en el orgullo español?💪

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *