Solipsistas: Consolador 3000

La última generación de consoladores tiene alguna que otra sorpresa escondida. En esta tira cómica se toca un tema interesante. Más allá de la pura coña. La sexualidad femenina. Porque ¿en qué medida las palabras pueden resultar más eróticas para una mujer que el puro acto físico y sexual?

Si bien es reconocido que los hombres nos guiamos más por los sentidos de la vista y el tacto. Para las mujeres, el oído es un factor determinante para su excitación sexual.

Se podría decir que el cerebro de la mujer es su órgano sexual más importante y que las palabras escritas y oídas le sirven como principal alimento.

Sus propios gustos y experiencias individuales completan aquello que el resto de los sentidos no le aportan.

En el proceso de excitación lo que la mujer imagina tiene mayor importancia que lo que visualiza.

Ésta puede ser una de las razones por las que las mujeres consumen pornografía de forma distinta a los hombres.

Para una mujer el simple hecho de ver a una pareja haciendo el amor no implica sentir la necesidad de alcanzar el orgasmo rápidamente. Cosa que en el hombre sí es mucho más frecuente.

A ellas, por lo general, les interesa más que el acto sexual llegue como desencadenante de una trama en la que ellas han podido sentirse identificadas con alguno de los personajes.

Éxitos literarios eróticos como Cincuenta sombras de Grey parecen haber entendido perfectamente cómo funciona la psicología femenina actual.

Si bien la película funcionó en taquilla, lo cierto es que la crítica del público fue unánimemente negativa porque ¿cómo superar las fantasías individuales que millones de mujeres habían imaginado previamente con la lectura del libro?

He ahí de nuevo el poder de la imaginación femenina en el terreno sexual.

No pretendo pontificar sobre este tema ya que, como en todo, cada persona es un mundo, pero lo cierto es que desde la generalización, lo dicho en este post sí tiene visos de realidad.

¿Quieres dar tu opinión sobre este tema? Pues no lo dudes y ayuda a crear disparidad de criterios en esta comunidad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *